loader

Cataluña se encuentra en un escenario de sequía como nunca antes visto. La escasez de agua está preocupando a muchos municipios, que ya se preparan para vivir el verano más complicado y seco de los últimos tiempos. 

Algunos medios como El Periódico o  la Región Metropolitana de Barcelona alertan que si no llegan lluvias contundentes en las próximas semanas, Barcelona podría quedarse sin agua potable dentro de los próximos meses, sino semanas.

Tanto el Gobierno como las empresas operadoras aseguran que cada vez es más probable que una escasez de las reservas de agua pueda influir en una pérdida de calidad de esta e incluso provocar que  deje de ser apta para el consumo humano. 

Cabe destacar que, aun así, no se cree que supusiera un riesgo significativo para la salud.

Sin agua potable en verano

Las reservas de agua no nos garantizan una solución definitiva ni viable. La escasa presencia de agua en los embalses o en los acuíferos hace que los elementos contaminantes estén más concentrados y que, por tanto, el agua tenga una elevada presencia de barro o materia orgánica.

Se teme que, debido a la condición del agua de estos embalses y acuíferos, las potabilizadoras no estén preparadas para tratar toda esta agua y que no lleguen a dar abasto.

Impacto de la escasez de agua potable

La escasez de agua de este bien esencial puede afectar significativamente a muchos ámbitos que acaban repercutiendo negativamente en nuestro día a día.

  • Salud pública
    • Reducción de agua para el consumo humano.
    • Incremento de los problemas relacionados con la falta de higiene.
    • Riesgo de enfermedades relacionadas con la contaminación del agua.
  • Actividades cotidianas
    • Dificultad para satisfacer las necesidades básicas como cocinar y limpiar.
    • Interrupción del suministro de agua en los hogares.
  • Servicios esenciales
    • Impacto en los servicios de salud, educación y otros servicios que requieran agua potable para su funcionamiento y sus condiciones de higiene.
  • Económico
    • Incremento del costo del agua.
    • Reducción de la actividad económica en sectores que dependan del agua potable

Medidas de ahorro de agua

Desafortunadamente, no podemos luchar contra las condiciones meteorológicas y la escasez de lluvia. 

Sin embargo, existen ciertas medidas que están a nuestro alcance y que podemos adaptar para reducir nuestro consumo de agua diario y comprometernos con un uso responsable.

  • Reducir consumo innecesario: Tomar duchas más cortas o cerrar el grifo mientras no te lavas los dientes.
  • Reparar las fugas: Si se detectan fugas en las tuberías o en los aparatos, es importante repararlas inmediatamente para evitar el desperdicio de agua.
  • Reutilizar el agua: Utilizar el agua utilizada para lavar frutas y verduras o la de la lluvia para regar las plantas.
  • Educación ambiental: Promover el consumo responsable del agua y destacar la importancia del ahorro y la preservación de los recursos hídricos.
  • Instalar dispositivos eficientes: Incorpora en tu hogar dispositivos eficientes ecológicos que aseguren un mejor aprovechamiento de los recursos y  respeten el medio ambiente

En ICE nos comprometemos con el consumo responsable y el cuidado del medio ambiente. Por eso, te ofrecemos tratamientos ecológicos de agua que te permitirán reducir tu impacto en el medio ambiente y mejorar tu bienestar general.

¡Apostemos juntos por un futuro sostenible!