loader

En España existen diferentes tipos de agua en función del territorio donde vives, en las comunidades autónomas del centro peninsular y el norte, la calidad del agua es especialmente buena dado que es considerada como agua blanda. En el resto del territorio existen algunas diferencias entre el agua del grifo y el agua embotellada, pero por lo general el agua proveniente de la red pública suele ser de peor calidad en provincias cómo Tarragona, Castellón, Valencia, Alicante, Murcia o Almería. 

Tanto un sistema como el otro, presentan ventajas y desventajas. En este artículo os desvelaremos cuales son

Ventajas y desventajas de beber agua embotellada

Existen diferentes tipos de mineralización del agua, las aguas de mineralización muy débil son ideales para personas que sufren problemas renales por lo que podríamos decir que la primera ventaja de beber agua embotellada es poder escoger qué tipo de agua queremos beber.

El agua embotellada por lo general cuenta con mejor sabor y ha pasado por controles más rigurosos que garantizan su correcta composición. Si queremos saber cual es la composición del agua embotellada debemos fijarnos en su etiqueta. Por otro lado, el agua embotellada está exenta de contener cal, bacterias y metales pesados que sí están presentes en el agua del grifo.

Por contra el agua embotellada genera un residuo altamente contaminante para el medio ambiente como lo es el plástico empleado para la fabricación de botellas y garrafas. Además hay que tener en cuenta el gasto mensual que supone comprarla, el tiempo que invertimos en ir a buscar agua al supermercado y el coste de su transporte.

Ventajas y desventajas de beber agua del grifo

El agua del grifo tiene un precio muy competitivo si lo comparamos con el precio del litro de agua embotellada. Además para consumirla no tendrás que desplazarte de casa, dado que en España podemos obtener agua de calidad desde la comodidad de nuestros hogares. El agua proveniente de la red pública cuenta con una composición química muy similar a la del agua embotellada y está catalogada como agua de buena calidad según los estándares europeos. 

La desventaja principal del agua de grifo sería su mal sabor, dado que en algunas provincias el agua es más dura que en otras. La cantidad de partículas de metales pesados como el plomo, el cobre o el aluminio determinan en gran medida su sabor, pero también la cal, el sodio o los niveles de bicarbonato. La sobre exposición a este tipo de sustancias puede llegar a provocar problemas de salud.

En definitiva, beber agua de grifo es una opción útil para evitar el consumo de botellas de plástico en casa pero tiene sus inconvenientes. Un sistema de descalcificación ecológica proporciona agua de la mejor calidad, libre de impurezas en la propia vivienda. Escoger que tipo de agua queremos beber puede ayudar a mejorar tu salud y además te proporcionará ahorra económico.

Si quieres conocer cómo instalar un descalcificador ecológico, no dudes en ponerte en contacto con nosotros

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.