loader

En nuestro día a día, muchos objetos o elementos que utilizamos tienen algo en común, están hechos o están compuestos por plásticos, y esto puede someter un elevado número de plásticos en la deriva.

Si no se hace un buen uso del plástico, este tiene un efecto negativo hacia el medio ambiente. Un ejemplo claro es que una botella de plástico llega a tardar hasta 500 años para su descomposición, y esto daña al medio ambiente. 

Actualmente en los océanos hay más de 150 millones de toneladas de plástico, y esto es una noticia terrible. Por lo tanto, podemos decir que anualmente, se tiran al mar entre 5 y 13 toneladas, aproximadamente. Encontramos desde colillas de cigarros, tapones, envoltorios de golosinas, de caramelos, recipientes de todo tipo de alimentos hasta tampones.

Consejos para reducir el consumo de plástico

A continuación, os planteamos algunos consejos para que entre todos, podamos reducir estas cantidades estratosféricas de plástico:

  • En primer lugar, deberíamos no utilizar botellas de plástico. Podríamos sustituirlas por botellas reutilizables.

  • No utilizar pajitas de plástico, utilizar de metal. Con estas, se podrá hacer un uso más duradero.
  • Cuando se vaya a hacer la compra, utilizar bolsas de plástico para darles una segunda vida o bien usar bolsas de tela reutilizables.

  • Hilando con el punto anterior, cuando se esté en la sección de frutas y verduras, intentar no comprar productos que lleven recipientes de plástico.

  • Otro punto importante, sería poder comprar productos envasados con recipientes de cartón o vidrio en vez de plástico.

  • Utilizar cerillas en lugar de mecheros, ya que los mecheros están compuestos por materiales que no son biodegradables y pueden estar cientos de años antes de descomponerse. 

  • Y por último, utilizar productos de limpieza naturales. Este punto es muy importante, ya que en los hogares se tiende mucho a comprar diferentes productos de limpieza para cada ámbito: para la cocina, para el baño, para los cristales, para el suelo… Tendríamos que ser capaces de sustituir estos productos por productos más naturales y menos nocivos para el medio ambiente. 

Tenemos que ser conscientes de que se utilizan cantidades desorbitadas de plástico. Pero con el esfuerzo de todos, podemos revertir esta situación. Debemos poner en práctica los anteriores consejos, y así, podremos conservar y tener un mundo más sostenible.

Si quieres saber más sobre cómo tener agua de calidad y sin plásticos en casa, no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.