loader

La descalcificación del agua permite eliminar los iones de calcio y magnesio que determinan su dureza, evitando la precipitación de carbonato de calcio y formación de incrustaciones en las tuberías. Evitar estos problemas solo es posible instalando un descalcificador de agua. 

Si has identificado problemas de incrustaciones y necesitas adquirir uno de estos dispositivos, te presentamos esta comparativa entre descalcificadores de agua para facilitar tu elección.

Descalcificadores mecánicos

Estos equipos no requieren suministro de corriente eléctrica. Son dispositivos del tipo osmosis inversa, que se instalan en la red de suministro de agua y aprovechando el diferencial de presión eliminan los minerales, empleando una membrana semipermeable que detiene el paso de estos iones y otras impurezas, dejando que solo el agua tratada la atraviese. 

Son sistemas complejos que requieren mantenimiento permanente para restituir el poder de las membranas y eliminar los desechos. Son altamente eficientes, pero de muy bajo rendimiento, no llegando a cubrir los caudales requeridos en la vivienda familiar.

Descalcificadores electrónicos o electromagnéticos

La función de este aparato, al igual que el resto, es eliminar la cal del agua y evitar que las cañerías sufran averías. Ayuda también a proteger todos los electrodomésticos que se encuentren conectados a la red eléctrica como calentadores, termos y calderas. Además de no necesitar ningún tipo de tratamiento, su uso supone en el ahorro de energía ya que si todo se encuentra libre de cal, el funcionamiento será más eficiente. Este sistema solamente es efectivo cuando existe una determinada cantidad de iones metálicos aunque puede resultar válido ya que la composición del agua puede ser variable con el paso del tiempo.

Operan inhibiendo el calcio mediante la generación de un campo de impulsos eléctricos que modifican la estructura molecular de los cristales de calcio, para que se mantenga en suspensión sin provocar incrustaciones. No debe confundirse con el descalcificador magnético, que emplean imanes para generar un campo magnético y producir la precipitación del carbonato de calcio. Su eficiencia está en entredicho ya que depende de factores como el flujo de agua y los materiales de fabricación del sistema para su correcto rendimiento.

Descalcificadores catalíticos

Un exceso de cal en cualquier instalación de fontanería es un problema que suele afectar a muchos hogares. Su especial aleación de metales es capaz de eliminar la cal de las tuberías al caer en forma de cristales que son arrastrados por el agua con lo que se consigue desincrustar cualquier depósito de sarro. El inconveniente es que este tipo de dispositivos se suele utilizar más en industrias que en viviendas particulares.

Constan de un tubo de acero inoxidable, con un núcleo compuesto de aleaciones de cobre, níquel, zinc y estaño, en un diseño especial que genera gran turbulencia y cambios de presión. Estos metales generan una pequeña corriente eléctrica que altera la composición del agua y eleva el pH, lo cual induce la precipitación del carbonato de calcio, como cristales de aragonita en suspensión. El descalcificador de agua del tipo catalítico se caracteriza por ser altamente eficientes, suelen tener un coste de mantenimiento bajo y se emplea mayoritariamente en entornos empresariales.

Descalcificadores químicos

Los descalcificadores químicos o también llamados como descalcificadores de sal se han convertido en una de las opciones más empleadas para lograr reducir los problemas de cristalización e incrustaciones de cal que se originan dentro de las tuberías y que, a la larga, terminan por dañar tanto la calidad del agua que consumimos como la vida útil de las tuberías mismas

Emplean químicos para sustituir el calcio de la corriente de agua, o cambiar sus propiedades. Pueden ser resinas de Intercambio Iónico, donde los iones de calcio y magnesio son sustituidos por iones de sodio o potasio. También instalando filtros con polifosfatos o silico polifosfatos, los cuales se unen al calcio y evita que cristalice sobre las tuberías, previniendo la formación de incrustaciones.

En apariencia, posee un alto porcentaje de eficiencia, muy superior si se compara con la descalcificación mecánica, electromagnética o catalítica. Sin embargo, esta gran eficacia se ve opacada por su alta frecuencia de mantenimiento y los desechos químicos que origina. El mantenimiento de un descalcificador químico posee un alto coste y un enorme derroche de agua y, por si fuera poco, implica el vertido de desechos contaminantes en acuíferos y aguas subterráneas. El problema estriba en que este sistema combate el calcio con iones de sal, y este nuevo elemento se convierte en otro inconveniente pues este termina corroyendo las tuberías, eleva la cantidad de cloruro de sodio en el agua que se consume, eliminando además minerales necesarios para nuestro organismo, y finalmente termina en reservorios de agua donde el equilibrio de los minerales y elementos es muy delicado para los ecosistemas.

Descalcificadores ecológicos

Este tipo de descalcificadores de agua no utilizan ninguna sustancia química para lograr separar el calcio del agua y además requieren de muy poco mantenimiento. El agua cuando entra dentro del descalcificador pasa por diferentes fases que consiguen eliminar gérmenes, bacterias, pseudomonas y micro plásticos del agua, optimizando el sistema de tuberías. A diferencia de otros modelos de descalcificador, los descalcificadores ecológicos no desmineralizan el agua, conservando todos los minerales necesarios para nuestro organismo.

Este descalcificador está recomendado para mantener en un buen estado las tuberías llegando a recuperar la presión y el caudal original. No modifica en ningún momento la composición del agua por lo que no elimina al alcantarillado resinas ni sales. Su valor añadido es que su funcionamiento no necesita tampoco de corriente eléctrica para funcionar de manera correcta. En este caso los inconvenientes apenas existen siendo una de las mejores opciones para eliminar la cal de las tuberías.

Si quieres conocer cómo mejorar la eficiencia energética de tu hogar, contacta con uno de nuestros expertos para que realice un análisis gratuito del agua de tu casa y descubre cómo empezar ahorrar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.