loader

El agua es un nutriente vital. El 85% del ser humano se constituye de agua, por tanto, la buena calidad de esta ayuda a preservar la salud.

No todas las aguas están formadas por los mismos componentes. Según el lugar en el que estemos, de donde proceda y el tipo de instalaciones que nos la proporcione, esta podría contener sedimentos, bacterias y/o elementos químicos que conviene evitar.

¿Qué es, entonces, el agua osmotizada? Es un agua purificada, de mineralización débil, que se obtiene mediante el proceso de ósmosis inversa, un tratamiento que libera al agua de sustancias, contaminantes y sedimentos nocivos para nuestra salud. La ósmosis inversa aporta al agua salubridad y calidad.

¿QUÉ SON LOS OSMOTIZADORES?

Es un sistema de filtros (con aspecto de bidones de agua) capaz de eliminar los materiales pesados y otras sustancias del agua mediante un circuito de cinco o seis fases, dependiendo del aparato en cuestión y del fabricante. Allí se va depurando el agua para su posterior consumo. Los osmotizadores se suelen instalar bajo el grifo de la cocina o a uno de sus lados, en un lugar discreto. Son frecuentemente utilizados en negocios relacionados con la hostelería.

Estos aparatos ofrecen agua libre de sarro, sodio, olores, toxinas, cloro y otros metales pesados que merman la calidad de la misma.

Los osmotizadores tienen un precio muy variable, dependiendo de sus prestaciones y de la calidad del fabricante, pudiendo oscilar entre los 100 y los 800 euros.

BENEFICIOS DE USAR AGUA OSMOTIZADA EN CASA

El agua osmotizada está más libre de contaminación que la procedente del grifo, lo que ayuda a preservar nuestra salud y prevenir enfermedades.

Con el agua osmotizada es posible ahorrar los costes del agua embotellada. Se reduce a su vez el impacto ecológico, pues se reduce el consumo de las grandes garrafas de plástico. Ya no será necesario cargar con esas grandes botellas o llevarlas de vuelta al contenedor de plástico ubicado en la calle.

Este agua, libre de toxinas, sedimentos y microorganismos, es propicia para bajar peso, pues goza de propiedades diuréticas. Es recomendable para combatir la hipertensión y regular la función intestinal. Es un agua ideal para personas mayores que ya deben ir vigilando su salud en su cotidianidad.

También está libre de cal, lo que ayudará a preservar las tuberías de casa y otorgará más vida útil a los utensilios eléctricos.

¿Quieres disfrutar de agua de calidad en casa? Contacta con nosotros sin compromiso y te ayudaremos a lograrlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.